GUIA COMPLETA DE BOTAS BUCANERAS

Apuesto a que NADIE pudo olvidarse de esas Chanel over-the-knee boots que llevaba Andy Sachs cuando por fin sorprendió a todos en El Diablo Viste a la Moda. Por supuesto, la pasarela de Lagerfeld estaba LLENA de esas bellezas en la colección otoño-invierno del 2006, incluso en denim bordado.

Y desde entonces las casas de alta costura y hasta las marcas chicas fueron levantando la apuesta de sus cañas de bota, en distintas versiones, y traspasando la temporada las hicieron gladiator sandals, con y sin tacos (¿Cómo olvidar esas Givenchy de piel de pony?).

Casi 10 años han pasado, y no se ustedes pero yo he revuelto cielo y tierra para conseguir bucaneras cada temporada porque – simplemente – me enamoraron. Y cuando empiezo a afirmar que se ha convertido en un clásico (especialmente para las que gozamos de piernas largas y sufrimos mucho el frío), tengo el agrado de verlas POR DOQUIER.

Ojo, no es fácil salir del jean con estas bellezas, pero son más versátiles de lo que podríamos creer a primera vista. La primera pregunta es: ¿Debería comprar un par? ¿Si soy de estatura baja me va a favorecer o va a hacer desaparecer mis piernas?

1.- LAS BUCANERAS IDEALES:

La buena noticia es: TODAS podemos usarlas. Dependiendo de su ancho y taco, estas cosas estilizan como los dioses. Querés ver qué forma te conviene mas?

ImageProxy (1)

TRIANGULO: Usa botas que te estilicen y no den más peso a tu parte inferior. Vistiendo volumen sobre los hombros y pecho, y mimetizando las botas con pantalones al tono, saldrás ganando. También son ideales para usar con faldas en A, creando la sensación de reloj de arena.

TRIANGULO INVERTIDO: Las botas de caña súper altas te daran el abrigo necesario para poder usarlas con faldas con vuelo, y poco volumen sobre los hombros.

RECTANGULO: No queremos agregar más altura a un cuerpo de por sí esbelto, así que elegimos bucaneras con cuerpo (no apretadas), pero chatas. Son ideales para usar con pollera, resaltando la cadera, o con pantalones tiro alto para marcar la cintura.

ROMBO: Nos encantan las botas embelezadas para este tipo de cuerpo, llaman la atención hacia los pies y permiten lucirse con outfits monocromáticos tanto como con faldas en A.

CIRCULO: Flecos, moños, adornos, para este cuerpo son ideales las botas con textura y movimiento, que aportan volumen a los pies permitiendo outfits simples realzados por accesorios.

2.- CONSIGUE LAS TUYAS!

¿Ya sabés cuál te van mejor? En el mercado hay mucho por elegir. Las it-girls de todo el mundo llevan las más emblemáticas, y nosotras tenemos nuestras propias elegidas. Te mostramos las 10 más cómodas y versátiles:

3.- CÓMO VESTIRLAS:

Como habrás notado si ya adquiriste tus bucaneras, no es fácil animarte a usarlas más allá de un jean. De hecho, un jean o un pantalón de gabardina son un buen comienzo para la versatilidad.

Pero el mundo no acaba en un jean, cierto? Faldas cortas y midi, vestidos country y sequinados… todo vale! Te mostramos algunas ideas de cómo las llevan las chicas alrededor del mundo, en el día a día.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

4.- ENCONTRANDO TU ESTILO:

Si ya tenés algunas ideas y te inspiraste con la galería anterior, podemos empezar a pensar en vos. ¿Cuál es tu estilo? ¿Qué colores tenés en tu armario? ¿Para qué ocasión vas a utilizar las botas?

Te mostramos algunas ideas de estilismo para cada ocasión, que muestran no sólo cómo usar los colores para estilizar o resaltar, sino también las formas. Contanos cuál es tu preferida!

Lista para levantar la altura de tus botas? Y vos, cómo las llevas?

Anuncios

Cómo armar tu CLOSET CÁPSULA

Si a pesar de planificar tus mudas de ropa el fin de semana, o incluso de haberte bajado un closet virtual, no logras ponerle fin a tu desesperado “¿Qué me pongo?”, tenemos la solución.

No es la solución a tu vida, aclaramos, sino a una parte de ella. A una planificación de viaje o a tu guardarropas laboral, pero – WARNING! – no te limites a un armario cápsula porque si bien resuelve con estilo esos 40 minutos que pierdes cada mañana, aún le faltaría un toque de personalidad y variedad para ser tu único armario.

Entonces, esto es todo lo que necesitas:

1.- Dos pantalones de vestir: Recomendamos que sean oscuros, quizás uno rayado o a cuadros.

2.- Dos jeans: Elegimos cortes distintos, un chupín y un cutboot, y de distintos colores. Acomoda tus gustos y el corte que mejor te siente.

3.- Dos sweaters: Al menos uno de color, y otro neutro. Cuando elijan colores en el área profesional, manejensé entre los azules, rojos, verdes oscuros y violetas. Muestran seriedad, sofisticación, compromiso y confianza. El resto de los colores, resérvenlos para los accesorios.

4.- Tres faldas: De acuerdo a su forma predilecta, de tres colores distintos (al menos dos neutros) y cortes variados. Una debe ser recta (nos quedan bien a todas 😉 )

5.- Una camisa blanca: Con el detalle que quieran (volados, moños, flores, cuello mao) pero blanca y lisa.

6.- Dos cardigans: Tengan en cuenta que deben usarse sobre remeras básicas, que no incluimos en el armario porque es casi tan obvio como incluir la ropa interior (la cual deberían llevar sin dudas, aunque no la vean aquí).

7.- Un Pequeño Vestido Negro: Lo más básico posible, pero que no sea un remerón. Tela firme, corte halagador.

8.- Dos blazers: Ambos de tonos neutros, distinto corte.

9.- Dos tapados: Por cuestiones naturales, uno de ellos será un piloto (o Trench), y el otro de abrigo.

10.- Cinco blusas o camisas de fácil combinación: Aquí tenemos vía libre (o casi), ya que podemos aportar estampados, texturas, distintos tipos de géneros y colores. Si eligen colores, mantengan las gamas de los que ya escogieron para otras prendas, y que sean tonos profundos y combinables.

11.- Seis pares de zapatos: Tacos claros, tacos oscuros, chatas, botas altas, botas bajas, y algún par que tenga que ver con su estilo personal y que no sea clásico. En el armario que hicimos a modo de ejemplo, hay unos Dolce con chunky heels que son para morir. Estamos seguras de que tienes un par de zapatos que son tu firma personal, usalos!

12.- Una buena cantidad de accesorios de variados colores y estilos, para no llegar a aburrirte con tu closet (chalinas, sombreros, relojes, aros, pulseras, collares, pieles, anteojos, el cielo es el límite!)

El resultado será algo así:

Lista para ir a trabajar?

Lista para ir a trabajar?

Ahora, en la elección de colores, tengan en cuenta que mientras más tonos neutros haya (contando azules y rojos), más combinable será todo. La idea es que puedas despertarte por la mañana y agarrar, literalmente, lo primero que encuentres, y aún así todo combine.

Pero notarán que tenemos entonces 5 capas importantes de “elección” en prendas:

-Algo para arriba

-Algo para abajo

-Calzado

-Abrigo

-Accesorios

Tomamos uno de cada uno, y se terminó el problema. Veamos como funcionan las posibilidades con cada prenda de abajo:

PANTALON NEGRO BASICO

ImageProxyImageProxy (2)

PANTALÓN RAYADO

ImageProxy (8) ImageProxy (4)

JEANS CLAROS

ImageProxy (13) ImageProxy (7)

JEANS OSCUROS

ImageProxy (10) ImageProxy (6)

VESTIDO NEGRO

ImageProxy (3)

FALDA LAPIZ NEGRA

ImageProxy (12) ImageProxy (11)

FALDA RECTA CREMA

ImageProxy (9) ImageProxy (5)

FALDA CON VUELO

ImageProxy (15) ImageProxy (14)

Estamos en condiciones de decir que TODO combina? Entonces lo lograste, tenés tu armario cápsula, a prueba de “falta de tiempo por las mañanas”. Contanos cómo resulta!

PRENDAS COMODÍN: ¿LAS TIENES?

Verano, Otoño, invierno. El ritual de limpiar el armario puede ser una terapia para algunas pero muy estresante para otras. Por eso, con una de nuestras entradas anteriores intentamos darte ideas para hacer funcionar algunos básicos del verano en el otoño (si no lo recuerdas, releelo aquí).

Lo que todas deberíamos hacer, en cambio, es tener apartadas esas prendas que sirven para toda ocasión, en cualquier época del año. Si, existen. Te contamos cuáles son y cómo usarlas en otoño.

1.- Little Black Dress: A estas alturas sabrás que es imprescindible tener uno, y seguramente también encontraste la forma que más te favorece (Si no tienes idea, puedes verlo aquí). Pero lo más importante para encontrar un LBD TODO TERRENO es sin dudas la tela. El Jaquard se mantiene lo suficientemente despegado de la piel para aguantarlo en verano, pero también es positivamente cerrado para hacerle frente a las bajas temperaturas. El Jersey es liviano, pero mantiene la temperatura. El hilo es fresco si se lo usa solo, pero funciona como lana si le damos una base apropiada. Elegí la tela de acuerdo a tu forma predilecta de LBD.

Hervé Léger Ardell Crochet Bandage Dress

Hervé Léger Ardell Crochet Bandage Dress

Monsoon Jessie Jacquard Dress

Monsoon Jessie Jacquard Dress

The Row Darta scuba-jersey dress

The Row Darta scuba-jersey dress

2.- Leggings: No hablemos de lanilla, terciopelo o encaje. En sus formas y telas más básicas, las leggings son una prenda que puedes tener en tu armario continuamente. El modal y la lycra se prestan a la comodidad en el verano, y cubren tus piernas mejor que las pantys más opacas en invierno, donde son la estrella del layering, o la nota moderna de un outfit de fiesta.

BALENCIAGA Skinny Leather Leggings

BALENCIAGA Skinny Leather Leggings

Dolce & Gabbana Leggings

Dolce & Gabbana Leggings

Rick Owens Lilies Classic Leggings

Rick Owens Lilies Classic Leggings

3.- Jeans: Sí, sabíamos que lo sabías. Los benditos jeans son cosa de no creer. TODO. EL. AÑO. Customizado o no, el denim puede usarse para los días libres, la oficina (incluso los hay con corte de pantalón sastre), o una muda de cita infartante.

Guess Low-Rise Skinny Jeans Peacock Blue Acid

Guess Low-Rise Skinny Jeans Peacock Blue Acid

Rag & Bone bleached skinny jeans

Rag & Bone bleached skinny jeans

STELLA MCCARTNEY Flared Jeans

STELLA MCCARTNEY Flared Jeans

True Religion Halle Dark-Wash Skinny Jeans

True Religion Halle Dark-Wash Skinny Jeans

4.- Cardigans: Ya sea para la frescura de las noches de verano en la playa o como aliciente del frío sobre una camisa en invierno, un cardigan es esa prenda que no puede no gustarte: las hay en todos los tamaños, largos, grosores, colores y motivos. En todos los estilos. Y mientras algunos son ideales para la oficina o un paseo con amigos, un buen cardigan sequinado puede ser el complemento perfecto de un vestido de cóctel.

TORY BURCH Classic 'Madison' Cardigan

TORY BURCH Classic ‘Madison’ Cardigan

Monsoon Spring daze cardigan

Monsoon Spring daze cardigan

Oscar de la Renta Sequin-embellished silk-blend cardigan

Oscar de la Renta Sequin-embellished silk-blend cardigan

5.- Faldas A: No existe – en el universo – mujer a la que le quede mal una falda en A. No importa tu talla, tu forma de cuerpo ni el frío o calor que tengas, hay ocho mil maneras de usarla en todas las estaciones. Aquellas de tela con cuerpo son las elegidas: con unas finas sandalias de tiras o con botas altísimas, son las primeras de la lista de los MUST HAVE.

Choies Red Polka Dot Skater Skirt

Choies Red Polka Dot Skater Skirt

Floral Pleated White Skirt from Romwe

Floral Pleated White Skirt from Romwe

Chicwish Sweet Your Heart Bowknot Pleated Skirt in Ruby

Chicwish Sweet Your Heart Bowknot Pleated Skirt in Ruby

Alexander McQueen flower collage jacquard skirt

Alexander McQueen flower collage jacquard skirt

5 formas de usar tus básicos de verano este otoño

Sí, por fin llegó el otoño y nos libramos del calor agobiante. Aunque probablemente no nos cause tanta gracia tener que cambiar de guardarropas, que muta de invierno a verano tan ostensiblemente como el cambio de clima.

Así que no guardes aún tus básicos de verano, te contamos 5 formas de sacarles partido al máximo y no volverte loca comprando prendas que probablemente sólo te sirvan una vez en toda la temporada.

1.- MUSCULOSAS: Quizás a simple vista sean el arma más efectiva contra el calor, y la más versátil. Pero un simple cárdigan encima puede salvarte de un día que vaya del frio al calor como si nada. Además, son ideales para usar debajo de un loose sweater, y tanto para días informales como para la oficina.

ImageProxy (4)

2.- FALDAS: No te deshagas aún de las faldas, son la prenda perfecta para usar en media estación. En días de calor, sola y en días más frescos con medias debajo, sweaters, pashminas en el cuello, las posibilidades son infinitas.

ImageProxy (3)

3.- BLAZERS: Sabemos que son un abrigo liviano para la calidez del verano donde necesariamente debes verte profesional. En otoño, en cambio, puede oficiar de cardigan, sin necesidad de sacartelo dentro de la oficina, y tirando un sobretodo encima para salir afuera.

ImageProxy (2)

4.- SHORTS: Al igual que las faldas, pero otorgando mayor comodidad, los shorts son un MUST del estilo Preppy en Otoño. Incluso, esos todos bordados que serán el topic trend de cualquier lugar donde vayas. Asi que agregando unas medias fantasía podrías combinarlo con una camisa básica blanca y sería suficiente para ser la reina de la noche. Combinalos con booties para un look chic.

ImageProxy (1)

5.- MONOS: No los guardes aún! Aprovecha los días más agradables para usarlos con un blazer o cargidan encima y hacerlos una forma fácil y rápida de estar presentable en la oficina. El toque para hacerlos ver más formales estará en la cartera y los zapatos.

ImageProxy

Así que, en lugar de volverte loca cambiando el guardarropas, sólo te proponemos cambiar la forma de usar el mismo. ¿Tienes alguna otra prenda con la que puedas jugar este otoño?

LA SEMANA RESUELTA

No estás cansada de perder al menos media hora o 40 minutos cada día probando prendas que van a quedar tiradas – una tras otra – en tu habitación? No estás cansada de usar siempre lo mismo?

Aunque muchas no lo crean, la forma en que te ves a vos mismo te condiciona psicológicamente a sentir que no avanzas, que siempre estás estancada en el mismo lugar. Eso explica el poder de los cambios de look. Asi que, si vas a comenzar el año de una forma enérgica y distinta, lo primero que tenemos que rever es la forma en la que usas lo que tenes en el guardarropas.

Cada domingo abro una pestaña en mi navegador y busco el clima para toda la semana, de manera de saber con anticipación a qué me enfrento allí afuera. Entonces voy a mi closet y elijo prendas probables para cada día, todas ellas diferentes pero representativas de mi persona, y funcionales a los planes del dia. El lunes siempre uso zapatos cómodos porque tengo que viajar bastante. Los viernes son más cómodos para usar faldas. Cada día tendrá su particularidad, estoy segura que en tu caso es lo mismo.

Al principio sólo preparaba una muda de ropa para el día lunes y la dejaba separada del resto de las prendas. La muda del martes la vería el lunes por la noche, la del miércoles el martes a la noche, etc. Pronto la rutina me hacía regresar a casa con ganas de tirarme sobre la cama y nada más.

Pero, por suerte, identifiqué varias formas de prever mis outfits de cada día desde el domingo, y no sólo mirando el clima, sino haciendo un apartado especial en mi closet. Eso lograba dos cosas: me ahorraba tiempo, y mantenía mi buen humor. Porque eso de probar prenda tras prenda y sentir que me vuelvo loca decidiendo, no es lo mío.

Los SEPARADORES de barra son geniales, si los usas en perchas o fijos en el colgador (ver foto de cabecera) hasta tendrás un buen tiempo haciendo manualidades. Pero también está la posibilidad de destinar 5 estantes de tu closet a los días de la semana – con nombre y todo – y dejar allí doblada la muda correspondiente. O podrías hacer un colgador circular en alguna esquina vacía y poner cinco perchas en él. Por último, si el único espacio a llenar con el que cuentas es la parte superior de tu placard, ubica allí cinco organizadores cuadrados con distintos colores y carteles con los días de la semana.

El lunes, al levantarte, estará todo resuelto, y te habrás ahorrado casi una hora de indecisión y mal humor. ¿Alguna otra idea para organizar tu ropa para toda la semana?