ADUEÑATE DE ESE PUESTO!

Lista para emprender nuevos rumbos laborales? Bien! A veces un comienzo fresco es todo lo que necesitamos para tomar impulso, ya sea que quieras crecer profesionalmente en relación a tu formación, o cambiar por completo de rubro. Te contamos cuáles son las 10 cosas más importantes a tener en cuenta.

1.- VESTIRSE PARA EL ÉXITO: Como bien lo declaramos en nuestro primer post – y tal lo cita la famosa premisa de la moda – TODO entra por lo ojos. Preparar una actitud adecuada depende también de cómo nos veamos. No es noticia que una vez que cambiamos nuestro aspecto, nuestro comportamiento se apega a él  de una forma magnética. Así que, si vas a una entrevista medianamente formal, para un puesto Jr o SemiSr, hay que tener en cuenta que la apariencia cuenta (y suma puntos). Un pantalón de vestir negro nunca irá mal, sea cual fuere el rubro profesional. El negro denota seguridad y seriedad. El azul marino y gris son la segunda mejor opción: dan confianza e ilustran sofisticación. Y una camisa blanca (súper blanca) será la aliada perfecta, a todo el mundo le gusta la pureza y la pulcritud. Buscá tacos no muy altos, pocos accesorios, maquillaje natural y perfume suave.

2.- INVESTIGA: Saber exactamente a dónde nos aplicamos a trabajar y las particularidades del puesto vacante, son un DEBER de todo entrevistado. Mientras más conozcas la empresa, y sobre todo la imagen que intentan dar, más elementos tendrás para mostrar lo bien que encajas allí. CUIDADO: No querrás ser un FAN desesperado por trabajar en ese lugar, eso no funciona siquiera con VOGUE.

3.- RESPALDATE: Llevá siempre copias extra de tu Curriculum, no una sino varias. Y todo lo que lo respalde, por si acaso. Títulos obtenidos, recomendaciones escritas, analíticos si mencionas tus promedios, todo es bienvenido.

4.- PUNTUALIDAD: Llegar a tiempo es la clave de una buena impresión. Si llegas a tiempo, estás a mitad de camino de dar la mejor primera impresión, de hecho. De lo contrario, el mensaje será tu desinterés por el puesto, y tu desdén respecto del trabajo en general.

5.- DAR LA MANO: El saludo de mano es todo un arte. No es indicado hacerlo muy fuerte, ni con flojera: simplemente firme. También es importante ubicarla perfectamente vertical, no con la palma hacia arriba ni mucho menos hacia abajo. La cantidad ideal de “sacudidas” es 1,5. Así que ofreces tu mano, y vas con ella hacia abajo, arriba y abajo a mitad de camino. Pero lo más importante será tenerlas secas y tibias. Si tu mano no es firme denotará falta de confianza (¿y quién quiere confiarle tareas a alguien que siquiera confía en sí mismo?). Si está sudada verán nerviosismo, si es fría dará desconfianza. Antes de la entrevista visita el Toilet, enjuagalas con agua caliente y secalas bien.

6.- HABLA SIN HABLAR: El 30% de la decisión final estará basada en lo que digas, y el otro 70% en cómo te veas y cómo te comportes. El lenguaje corporal no sólo dice grandes cosas de la personalidad, sino que enfatiza la empatía de forma inconsciente. Sentarse derecho, sin jugar con las manos, mantener el contacto visual y no tocarse la cara durante la entrevista son algunas premisas. Una buena nota a tomar es ir con la expresión corporal hasta donde vaya tu entrevistador. ¿Hace algunos ademanes con las manos? Utiliza el mismo recurso. ATENCION: No es un juego de espejo, no vas a querer asustarlo repitiendo al momento cada movimiento que haga.

7.- RESPONDE… a cada pregunta, de forma clara y concisa. Sólo lo que preguntan, no agregues detalles que no te piden. Al terminar de escuchar la pregunta cuenta hasta dos, y comienza a hablar de forma lenta pero contínua, elige bien tus palabras y sé positivo. Si realizan alguna pregunta difícil – como por qué dejaste tu último trabajo, a que se deben tus tiempos sin trabajar, etc.- sólo comenta lo mejor de cada caso. “Mi periodo sin trabajar se debió a una oportunidad de realizar viajes y conocer el mundo que no quería desperdiciar, y fue acertado porque me hizo crecer como persona”, o “Sentí que era hora de crecer profesionalmente, aprendí mucho en mi trabajo anterior y estoy ansiosa por aprender más”, son buenas respuestas.

8.- PREGUNTA: No te quedes ahí en un cuestionamiento como esperando a que te ejecuten. Preguntar una o dos cosas (además de las condiciones económicas del puesto) mostrará que tienes interés en el trabajo. Los expertos aseguran que pedir un ejemplo sobre el típico día de trabajo en tu posición, o una descripción de cuáles serían tus tareas, es un buen comienzo.

9.- APAGALO! El celular NUNCA debe quedar prendido durante tu entrevista. Ante de llegar al lugar, apágalo por completo. No hagas trampa poniéndolo en vibrador, si suena vas a estar en una situación incómoda. Mejor prevenir.

10.- AGRADECE: Ya sea en persona, al despedirte, o con una nota de agradecimiento, es importante que el último recuerdo sea tan bueno como la primera impresión. Si decides hacerlo en persona, asegúrate de darle nuevamente la mano y decirle lo a gusto que estuviste en la entrevista y lo ameno que fue. Si optas por la nota, que sea escrita a mano, y escueta (nada de cartas de dos hojas, por favor).

Lista para tomar ese puesto? Conoces algún otro tip que te ayude a obtener un nuevo trabajo? Compártelo con nosotras!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s